Si es que hay que echarle un par

Esta mañana, nada más entrar al trabajo, he hecho un poco de café, para luego encender el ordenador y ver los mails que han llegado. Mientras, trato de separar los párpados y olvidarme que hace un rato estaba, plácidamente, entre los brazos de una gran persona que admiro muchísimo: Morfeo.
Sigo con mi ritual. Ojeo los digitales por encima, puesto que no me entero hasta que los releo dos o tres veces. Pero hay una que me hace mirar fijamente la pantalla e ir despertándome más rápido de lo habitual. ‘Masiva manifestación en Murcia para seguir saqueando el Tajo, mientras…’ No me choca la noticia en sí, si no que me hace recordar viejas estrategias, que hacen decantarse por una posición u otra. Recuerdo cómo pasó lo mismo pero con el Ebro. En esa ocasión los que montaron un buen taco fueron mis paisanos, los aragoneses. Zaragoza se convirtió en el lugar habitual de las concentraciones y manifestaciones, donde vecinos de muchísimos pueblos de las tres provincias y comunidades autónomas vecinas, mostraban su total rechazo al trasvase del Ebro. Lógicamente, fue aprovechado por muchos políticos, casi todos, porque hubo unas siglas que estaba a favor. Como era de esperar eso tuvo una respuesta clara en los siguientes comicios en los que ese partido, esas siglas, se comieron un colín. Una y otra vez.
Como decía. Manifestaciones que se hacían con una cadencia aproximada de una vez al mes. Incluso, había hasta conciertos, manifiestos, jornada de fin de semana. Cientos de personas. Miles de personas. Hasta cientos de miles de personas, se echaban a la calle. Se dijo de ir a Madrid para mostrar su negativa.
Me imagino que os acordaréis, porque no solo salió en las noticias locales y regionales en Aragón. También en los informativos nacionales porque la liaron gorda, mis queridos paisanos. Y ahora quieren tener el mismo efecto la parte que en su momento salió escaldada, mis otros paisanos – puesto que por mis venas corre sangre murciana, también –
¿Qué quiero decir con todo esto? Que la partida no está del todo perdida, simplemente nos encontramos a mitad del juego. Guadalajara no debe quedarse inmóvil. Me parece muy bien decir que no quieres más trasvases, que Entrepeñas y Buendía están esquilmados. Pero eso no sirve para nada. Hay que actuar. Hay que salir a la calle para que se oiga. Olvidarse de siglas políticas. Organizarse y hacer ver a la gente de Madrid, de Málaga, de Soria, cómo se encuentran estos embalses. Los que vivimos aquí lo sabemos, pero más no se puede hacer si no se hacen cosas para atraer a la prensa nacional. Como hicieron los aragoneses, los murcianos: hay que echarle un par.

Anuncios

Acerca de @jtrifero

Periodista. (Zaragoza, 1979). Estudié y crecí en Zaragoza. Me licencié en Periodismo (2004) y tengo un Máster de Gestión de la Información en la Organizaciones (Universidad de Murcia, 2011). Actualmente con el Doctorado sobre Periodismo de Datos y Big Data. Profesionalmente he trabajado en diversos medios de comunicación como Radio Ebro, Cadena SER Fraga y Calatayud, El Pueblo de Ceuta, Punto Radio Guadalajara Popular TV y Cadena COPE Guadalajara, El Faro de Murcia, Radio Águilas y, actualmente, La Opinión de Murcia.
Esta entrada fue publicada en GENERAL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s