Por esto sí que me hice periodista

Una de cal y otra de arena. Así me he sentido esta semana al conocer en el mismo día dos noticias sobre ésta profesión tan calamitosa. La mala noticia es el cierre de un medio de comunicación en una ciudad en la que viví no hace muchos años y donde conocí a buenos profesionales. El sinsabor del periodismo, y como dije una vez, cada vez que cierra un medio de comunicación perdemos algo más de nuestra libertad. Mientras, con la televisión de fondo estaba escuchaba cómo Ana Pastor entrevistaba a Ahmadineyad, el presidente de Irán. La directora de los Desayunos de TVE no se amilanaba en ningún momento ante un presidente que estoy seguro que a más de uno le haría irse al baño cada cinco minutos. Seguridad nuclear, Libia, Israel o la libertad de expresión fueron parte de los contenidos por los que preguntó. Y lo que más revolucionó las redes sociales es que empezó la entrevista con el velo en la cabeza y a mitad ya no lo llevaba. Pero lo importante era la persistencia en las buenas preguntas.

Gestos que pasan desapercibidos pero que no es fácil hacer. Me recordó, por ejemplo, a una grande de la profesión como Rosa María Calaf, Gervasio Sánchez con sus fotografías, Jon Sistiaga y sus reportajes o las crónicas Pérez Reverte en aquél entonces, entre otros. Jugar con las posibilidades que te ofrece lo que enfoca la cámara es lo que te permite ir un paso más allá en la noticia, algo muy importante en la profesión. Y es que en ocasiones se informa mejor con lo que se ve en la cámara más que el contenido de lo que hacemos los plumillas como nos llaman los de los aparatitos.

Ante la amargura del cierre de una redacción siempre está ese segundo que ofrece sentirte reconciliado con el mundo, como los treinta minutos de la entrevista de Ana Pastor. Es lo que te permite seguir defendiendo el gremio, volver a mirar para arriba. Pese a lo que se ve en muchas cadenas, tanto la chabacanería rosa de alguna televisión como la imposición del pensamiento político único y los insultos de otros.

Pues sí. Esta entrevista que recomiendo verla –es tan fácil como preguntárselo al ser más inteligente de este planeta: google– es lo que sueña hacer un periodista. Y no tiene porqué ser el presidente de Irán, ni el presidente del Gobierno. El alcalde de un pueblo, un empresario o un sindicalista pueden darte una satisfacción similar. Te hace pensar que el calvario que muchas veces has pasado con cierres de hasta últimas horas de la noche, navidades o cumpleaños sin ver a los tuyos, impagos salariales o sueldos  bajísimos se ve compensado con ese trabajo bien hecho. Y es que además sabes que tienes el respaldo de tus compañeros por lo que te puedes ir a tomar una cerveza tranquilo y sonriente.

Esta semana me he cagado en todo pero he vuelto a recordar porqué me gusta esta profesión.

Anuncios

Acerca de @jtrifero

Periodista. (Zaragoza, 1979). Estudié y crecí en Zaragoza. Me licencié en Periodismo (2004) y tengo un Máster de Gestión de la Información en la Organizaciones (Universidad de Murcia, 2011). Actualmente con el Doctorado sobre Periodismo de Datos y Big Data. Profesionalmente he trabajado en diversos medios de comunicación como Radio Ebro, Cadena SER Fraga y Calatayud, El Pueblo de Ceuta, Punto Radio Guadalajara Popular TV y Cadena COPE Guadalajara, El Faro de Murcia, Radio Águilas y, actualmente, La Opinión de Murcia.
Esta entrada fue publicada en GENERAL, SOCIEDAD. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por esto sí que me hice periodista

  1. manuelcab19 dijo:

    Yo si volviese a atrás si me gustaría hacer la carrera de periodismo, aunque como tú bien dices el gremio no atraviesa por su mejor momento histórico.
    Hace mucho daño al periodismo la “desviación” de prensa rosa y el apoyo televisivo que esta tiene, en mi opinión desvirtúa la noticia y la hace carecer de interés, una de las premisas de “noticia” lo cambia por curiosidad o morbo.
    La entrevista de Ana Pastor, represento por momentos en mi mente los dos extremos del mundo, en un intento más de seguir separados, diálogo encontrado, donde nunca reside la paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s