La burbuja de las Denominaciones de Origen

Foto: JTrifero

Hay cosas que cuando se ponen de moda pierden el sentido de exclusividad. En España podemos verlo con la cantidad de acreditaciones de calidad a la que todo el mundo se ha apuntado. Hace años, que un producto tuviera la certificación de Denominación de Origen era una garantía de calidad, ahora no es más que papel mojado y poco más.

Todo esto viene a colación de haber visitado a una bodega de vinos recientemente. Para que no haya mosqueos no era de Murcia, Aragón, Castilla y León o La Rioja. Allí que nos fuimos a una cata de los maravillosos caldos, con su tiempecito en su barrica y en su botella. Que si su aroma, que si su textura o color, que si tal o cual. Todo el proceso acorde a la Denominación de Origen del lugar. Fue llevarlo a la boca y el pensamiento que me rondó por la cabeza es que junto a los crianzas, reservas y grandes reservas, les faltaba o bien una Coca-Cola o una gaseosa. Casi a la par que muchos tetrabrikes que compran los adolescentes para sus botellones.

Como diría un amigo, los vinos eran unos mojones. Nada del otro mundo. Es lo malo de esto, que todo el mundo hace vino con certificación D.O. y supuestamente venden la moto como si fuera igual que un Rioja o Ribera del Duero. Y la verdad, aunque uno no sea enólogo, ni experto en vinos, servidor tiene paladar suficiente como para ver si venden humo o no.

Y esto no es sólo con los vinos, es con todos los productos. Esto no parece tener fin. Olvidamos que cuando surge esto era por la calidad y la exclusividad, o así debería ser planteado. Es preferible que sean unos pocos pero con mayor calidad que no todo el mundo y dando igual. Como si seguir un protocolo fuera válido para todo.

Por eso, cuando me dicen que una cosa y otra es Denominación de Origen,  ya no me dice nada. No creo que esa acreditación sea significado de gran calidad. Además, no creo que un vino de algunas zonas de España pueda compararse con otras. Al igual que los tomates, el aceite, la miel o cualquier producto. Porque las características climatológicas hacen que unos sitios sean más aptos que otros para algunas producciones, por lo que el resultado final no será el mismo.

Pero claro, como en este país a lo local le damos rango estatal y como tal tiene que tener de todo y eso siempre lo mejor, no renunciaremos a tener todo con certificado Denominación de Origen. Dentro de poco veremos etiquetas D.O del barrio de La Flota, San José o el barrio que sea. Tiempo al tiempo, que esto es España y somos capaces de muchas cosas similares.

Lo lógico, como digo, sería ser más humildes con todo, así cuando digan que es un vino o una morcilla D.O. podríamos fiarnos a ciegas.

Anuncios

Acerca de @jtrifero

Periodista. (Zaragoza, 1979). Estudié y crecí en Zaragoza. Me licencié en Periodismo (2004) y tengo un Máster de Gestión de la Información en la Organizaciones (Universidad de Murcia, 2011). Actualmente con el Doctorado sobre Periodismo de Datos y Big Data. Profesionalmente he trabajado en diversos medios de comunicación como Radio Ebro, Cadena SER Fraga y Calatayud, El Pueblo de Ceuta, Punto Radio Guadalajara Popular TV y Cadena COPE Guadalajara, El Faro de Murcia, Radio Águilas y, actualmente, La Opinión de Murcia.
Esta entrada fue publicada en GENERAL, SOCIEDAD y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s