Dictadores, oligarquías y democracia

Leyenda: eledil-utopicon.blogspot.com

Hace unos días desayunábamos con la noticia de que parece ser que Chávez está a punto de cascar. Ha tenido que a volver a Cuba a operarse del cáncer que padece. Incluso, algún medio de comunicación cuenta que le quedan entre uno o dos años. Una noticia que estoy seguro de que más de uno celebrará, bajo el riesgo de ser acusado de “profano capitalista e hijo del mal norteamericano” que podría decir el orondo presidente.

Esto me hace pensar en cómo podría quedar el país con un cambio de líder. Me planteo si realmente podrán tener un gobierno y un país sin corrupción, en el que se puedan aplicar los principios universales de la igualdad. O por el contrario, ocurra como en ciertos países sudamericanos donde la corrupción está enquistada en el poder o mandan más que los gobernantes, donde las armas están por encima de las palabras y la libertad.

Un problema que creo que puede ser extensible a otros países. A China, Corea del Norte, Cuba, Irán… ¿Qué pasaría si se instaura por la vía dramática el régimen menos malo de todos, como es la democracia? Pregunta que siempre me he hecho tras la guerra de Irak. Estados Unidos… mejor dicho, el señor Bush y sus amigotes decidieron invadir Irak para buscar algo que no había y luego para derrocar a un dictador enemigo de la libertad. Hoy en día las consecuencias están siendo devastadoras y con mayor número de muertes de las que había antes. No sé si, incluso, con mayor violación de los derechos y menos garantías de supervivencia de los propios iraquíes. Eso sí, con las puertas abiertas a una supuesta democracia.

Para que las cosas funcionen tiene que haber un espíritu común, tiene que respirarse esas ganas de cambio, no imponerlas. Con esto no defiendo en ningún momento los regímenes totalitarios, dictaduras u oligarquías que pueda haber a lo largo del planeta. Simplemente me hace pensar en la responsabilidad que tienen las Naciones Unidas y los países realmente democráticos y en los que se respeta a todos por igual. Tienen un deber moral de estar encima de aquellos que no son capaces de conseguir la estabilidad. Enseñar a ser firmes y flexibles. En saber ser padres y cuidar de sus hijos, sus ciudadanos. En respetar. En hacer entender que libertad y libertinaje, lejos de ser sinónimos son antónimos. En educar, sobre todo en ofrecer una educación garantista, igualitaria y útil para que las futuras generaciones puedan ser quienes levanten por sí mismos su propio país.

Veremos finalmente qué es lo que pasa en Venezuela, Egipto y los países de la primavera árabe. Si los que apoyan la libertad ayudarán a que se consolide o serán países observadores desde el sofá de casa.

La democracia y la libertad no sirven de nada si sólo son pregonadas y no se echa una mano a quienes te la piden, de hecho, se pueden convertir en el peor de los regímenes, la anarquía.

Anuncios

Acerca de @jtrifero

Periodista. (Zaragoza, 1979). Estudié y crecí en Zaragoza. Me licencié en Periodismo (2004) y tengo un Máster de Gestión de la Información en la Organizaciones (Universidad de Murcia, 2011). Actualmente con el Doctorado sobre Periodismo de Datos y Big Data. Profesionalmente he trabajado en diversos medios de comunicación como Radio Ebro, Cadena SER Fraga y Calatayud, El Pueblo de Ceuta, Punto Radio Guadalajara Popular TV y Cadena COPE Guadalajara, El Faro de Murcia, Radio Águilas y, actualmente, La Opinión de Murcia.
Esta entrada fue publicada en POLÍTICA, SOCIEDAD y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dictadores, oligarquías y democracia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s