¿Para qué subvencionar a los universitarios?

Fuente: redi.um.es

Pues sí, tengo que decirlo. Me parece que la medida de subir las tasas universitarias hasta un 50%, tal y como se prevé, se ajusta a la situación del país. Habrá quien se sorprenda de tal afirmación. Todo tiene su porqué y, en esta ocasión es muy sencilla. Me parece acorde porque viendo lo ocurrido en los últimos años creo que viene al pelo. Si echamos la vista atrás a cuando todo iba bien aquí, en este gran país tanto Aznar como Zapatero subvencionaban a los universitarios a mansalva. Se puso de moda que todos tuviéramos una o dos carreras, su correspondiente máster y experiencia universitaria en el extranjero.

Se han creado Universidades públicas y permitido la existencia de privadas que han dado un número incontables de universitarios. En Madrid, por ejemplo, están la Complutense, la Autónoma, la de Alcalá de Henares, la Carlos III, la Europea, la Antonio Nebrija, la Politécnica o el CEU San Pablo. En Cataluña la Politécnica, Autónoma de Barcelona, Pompeu Fabra, Girona, Lleida, Rovira i Virgili, Ramón Llull o la Vic

A los que ahora tenemos treintaytantos se nos ha considerado como la generación de españoles mejor preparada. Mientras, al mismo tiempo, el ladrillo era el principal motor de este país y las empresas querían curritos que no hubieran acabado sus estudios, sin formación. A cambio les pagarían salarios de vértigo.  Así, en un grupo de amigos se podían juntar un chaval con 23 años que gracias a los 2.000 euros que podría llevarse al final de mes poniendo hormigón y ladrillos tenía un BMW aparcado en el garaje de casa, con su mejor amigo que estudiaba una carrera universitaria y gracias a una beca de investigación ganaba 1.000 euros (por los cuales no cotizaba) tenía un Panda de segunda mano. Además, un tercer amigo, por suerte, en vez de conseguir la misma beca tuvo la suerte de que le llamaran de Estados Unidos para ganar el doble que el colega del hormigón, pero en el mismo puesto que el investigador.

En otras palabras. Durante los buenos años económicos hemos creado una España en la que se ha subvencionado a personas que han sido grandes profesionales y, en vez de quedárnoslos como valor añadido para mejorar nuestra competitividad invirtiendo también en I+D+i, hemos preferido que se los quede la competencia. A esa generación tan preparada los gobiernos han permitido que las empresas les pagaran 1.000 euros, una cantidad que se me antoja que no es justa. Eso sí, también se ha permitido que los bancos y cajas regalaran créditos eternos a diestro y siniestro para que los mileuristas pudieran soñar con que su situación económica no era tan miserable y que su empresa les pagaba un dineral.

Fuente: estudiacurso.com

España ha preferido que esas personas se hayan ido al garete. Nunca se ha creído en ellos porque ningún gobierno ha invertido en I+D+i. Las cifras de inversión han sido de risa. Es como si subvencionáramos a los jóvenes para que fueran pescadores en un sitio donde no hay mar ni ríos, tan sólo una charca y un pantano.

Preferimos tener un país en el que sólo haya tijera y más tijera y nada de inversión, aunque sí lo hay para otras cosas como pensiones vitalicias a políticos que por otro lado tienen su ‘empleo’ en el mundo privado o la duplicidad de cargos subvencionados por los españoles. Lo hay para no meter mano a la deuda que tienen los clubes de fútbol o para la amnistía fiscal. Lo hay para que las cajas de ahorro tengas unos dirigentes que cobran unas cantidades que hieren la sensibilidad mientras dicen a sus clientes que no hay dinero para que puedan abrir un nuevo negocio. O para pagar a políticos que no van ni al Congreso ni al Senado. O para pagar un Senado inoperante.

Eso sí. El gobierno podría hacer una cosa, ya que Alemania, Inglaterra o Estados Unidos son los que se benefician de los ingenieros, médicos, investigadores y demás profesionales de este país, que paguen también un impuesto revolucionario de fuga de cerebros. En este país de traca seríamos capaces de hacer eso una vez concienciados de la importancia de invertir en I+D+i. Con esa tasa seguro que no se irían, se quedarían aquí, en el paro o cobrando mil euros, pero juntitos. Porque está claro que la conciencia no llegaría a lo de los salarios dignos.

En fin. Si no creemos en una España de universitarios ni se les va a ayudar ni cuándo van bien las cosas ¿para qué se va a subvencionar la Universidad?

Así, los parados, sus hijos y los hijos de aquellos que tienen trabajo pero cuyas empresas les han dejado (ahora legalmente) el sueldo en 900 euros, ya tienen más cosas que no podrán hacer: seguir formándose ni tener la titulación que en su momento no pudieron conseguir.

Anuncios

Acerca de @jtrifero

Periodista. (Zaragoza, 1979). Estudié y crecí en Zaragoza. Me licencié en Periodismo (2004) y tengo un Máster de Gestión de la Información en la Organizaciones (Universidad de Murcia, 2011). Actualmente con el Doctorado sobre Periodismo de Datos y Big Data. Profesionalmente he trabajado en diversos medios de comunicación como Radio Ebro, Cadena SER Fraga y Calatayud, El Pueblo de Ceuta, Punto Radio Guadalajara Popular TV y Cadena COPE Guadalajara, El Faro de Murcia, Radio Águilas y, actualmente, La Opinión de Murcia.
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA, POLÍTICA, SOCIEDAD y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Para qué subvencionar a los universitarios?

  1. Ricardo Comin dijo:

    Totalmente de acuerdo Monchoman, pero añadiría que aunque no me parece bien esta medida del gobierno, concienciara a quien realmente quiere estudiar en la universidad, porque hay mucho “calienta asiento” o “jugador de mus profesional” y eso es algo que no se puede tolerar, porque al final lo pagamos todos vía impuestos.

    Lo que si que es cierto, que esta “universititis”, ha propiciado que los títulos universitarios estén totalmente depreciados, porque había mas universitarios que setas en el bosque y muchos de ellos terminan poniendo hamburguesas en el McDonalds o de dependientes de comercio.

    Para finalizar totalmente de acuerdo en tu afirmación que bien podían recortar de sus amplias prerrogativas de las que gozan, y que dejen de trasladar todo el ajuste presupuestario al bolsillo de los Españoles, me parece lamentable. Es cierto que es una situación heredada, y que en eso se justifican, pero hay otras maneras de hacerlo, que darían una mejor imagen de ellos mismo ante la opinión publica.

    Felicidades por el articulo.

  2. Javier Moliner dijo:

    Estoy de acuerdo con la segunda parte del texto, pero yo que no he estudiado una carrera, no he entendido bien el comienzo y el encabezado. ¿Si el gobierno y la estructura politica no apuesta por la investigación, debemos privar entonces el derecho de los ciudadanos de nivel medio-bajo la oportunidad de aprender?
    Solo los hijos de buena clase y con poder económico serán doctos y letrados, los demás que limpien casas y pongan ladrillos. Asi se consigue en mi opinión una sociedad casi feudal y aristocrática.
    Me gustaría terminar dejando una reflexión personal: Qué mal nos irá si el que aprende lo hace por dinero y no por la inquietud del saber.

    La multitud de universidades y el derroche en educación es tan solo para crear ciudadanos, y dejar atrás una sociedad de campesinos analfabetos.

    • @jtrifero dijo:

      Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Quizá no se ha entendido bien lo que he puesto pero mi tono era irónico. Creo que los gobiernos deben garantizar la Educación y Sanidad a todo el mundo por igual para conseguir una sociedad más justa, capacitada e igualitaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s