La prostitución periodística

Fuente: puntoencuentrocomplutense.es

 Que el periodismo se está yendo a pique no es algo nuevo. Tampoco decir que su prostitución es cada vez mayor. Mucha gente me dirá que qué cenizo y negativo soy. Quizá, pero todo tiene su porqué.

 Hace unos días, consultado la web de un periódico di con banner que decía, bien cantoso, “si quieres dar a conocer las noticias de tu empresa éste es tu lugar” (o algo similar). Es cierto que la crisis se está cebando especialmente con las empresas periodísticas y que están cerrando a un ritmo salvaje. Sobre todo porque muchas de ellas estaban acostumbradas a vivir de papá y mamá administración. La publicidad subvencionada ha sido la principal fuente de ingresos de una notable mayoría. Ahora que éstas no tienen dinero y que los encargados de conseguirlo en los medios de comunicación no supieron diversificar las fuentes de ingresos es cuando ha venido el caos del sector. Es triste, pero ha sido así.

 Esta situación y la falta de ganas de adaptarse al entorno digital y social al que está yendo la profesión periodística, es lo que provoca que algunos gestores decidan conseguir dinero a cualquier costa. Incluso vendiendo los valores de la profesión, prostituyéndose. Los espacios de los periódicos, las radios y televisiones están disponibles para quien lo desee. Sólo hay que pagar y el medio de comunicación ya se encargará de ser el altavoz que venda las virtudes de lo que haga falta. Si paga bien será hasta merecedor de un buen titular de portada.

De esta manera, las guerras ya no serán noticia. Ni que haya un país cuya principal fuente de ingresos se base en la esclavitud infantil. O que el mercado de la cocaína esté creciendo peligrosamente en Afganistán. O casos como el Watergate tampoco tendrían cabida.

Estamos perdiendo el sentido de la profesión. De agente fiscalizador de lo que ocurre a ser auténtico mercenario, mintiendo si hace falta camuflando publicidad por información, lo cual está incluso penado.

 Así que, entre lo politizados que están algunos medios que llegan a herir a las personas de forma intencionada con algunas pseudoinformaciones y las noticias pagadas por las empresas… de mal a peor.

Luego, estos medios de comunicación serán los que critiquen movimientos como el periodismo ciudadano que surge de forma independiente, algunos sin un euro de presupuesto, pero con noticias reales y sin contaminación. Dirán que esta modalidad periodística es el problema de la profesión, cuando precisamente lo que viene a hacer es devolver los valores de informar y denunciar.

Hay acciones que es mejor pensarlas antes seriamente y valorar si quizá sea mejor morir con las botas puestas.


Anuncios

Acerca de @jtrifero

Periodista. (Zaragoza, 1979). Estudié y crecí en Zaragoza. Me licencié en Periodismo (2004) y tengo un Máster de Gestión de la Información en la Organizaciones (Universidad de Murcia, 2011). Actualmente con el Doctorado sobre Periodismo de Datos y Big Data. Profesionalmente he trabajado en diversos medios de comunicación como Radio Ebro, Cadena SER Fraga y Calatayud, El Pueblo de Ceuta, Punto Radio Guadalajara Popular TV y Cadena COPE Guadalajara, El Faro de Murcia, Radio Águilas y, actualmente, La Opinión de Murcia.
Esta entrada fue publicada en PERIODISMO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La prostitución periodística

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s