Pablo Iglesias y el error de novato

Pablo Iglesias ha cometido un error de novato de libro con toda polémica que se ha generado en torno al chalé que se acaba de comprar en el municipio madrileño de Galapagar. Cambiar de su pisito de Vallecas a un chalé de lujo es algo completamente lícito y tiene todo el derecho del mundo. No va a ser menos de izquierdas por prosperar económicamente y mudarse de vecindario, ni por pasar de su sueldo de profesor en la Universidad a los más de 100.000 euros que parece ser que gana. Todo eso el lícito, como digo.

El problema de Iglesias es creer todo lo que ha hecho y dicho no le iba a pasar factura. Lo grave de su actuación es que alguien que ha dominado tanto el impacto de las redes sociales y la comunicación, haya olvidado el poder que tienen. Y que estas redes sociales no tienen una única dirección, como las había manejado él, sino que tienen múltiples. De hecho, sus enemigos han aprendido de sus estrategias para usarlas ahora contra él.

En su momento el líder de Podemos criticó firmemente al exministro de Economía Luis de Guindos por comprarse un ático de 600.000 euros. Puso en tela juicio su capacidad para dirigir la política económica del país por gastar su dinero en un vivienda a un precio que, a su juicio, era desorbitado. Hasta ahí, todo bien. Se puede compartir o no su razonamiento, pero tiene su sentido.

 

iglesiasLa incoherencia, lógicamente, es que seis años después, Pablo Iglesias se ha comprado un piso de prácticamente el mismo valor y él aspira a dirigir un país, por lo que sería también comprensible preguntarse ¿le entregarías la política de un país a quien se gasta 600.000 euros en un chalé de lujo y que criticó a un ministro gastarse ese dinero por hacer lo propio pero con un ático?

La hemeroteca es un bumerán que se vuelve contra uno en el momento menos esperado. Insisto que me parece más torpe que alguien que ha dominado la comunicación política y las redes sociales y que en su momento fue un referente en esta materia, lo haya descuidado tanto. ¿Cómo puede pensar que una persona tan mediática como es él, se podría comprar un chalé de lujo y nadie se iba a enterar?

No se puede ser Robin Hood, el azote de los ricos, criticar la política de quien dirige el país de la manera tan feroz y de ataque de cuerpo a cuerpo, echando los leones al adversario a la primera de cambio y, poco después hacer lo mismo que Eduardo II de Inglaterra y pensar que nadie se iba a dar cuenta. Porque la gente tiene memoria y más cuando se es tan agresivo como lo han sido tanto Pablo Iglesias como Irene Montero.

Pero siempre tendrán el consuelo de que los suyos les defenderán a capa y espada y criticarán y tacharán de facha a quien ose mancillar el bueno nombre de Iglesias y Montero por la nueva vivienda que se han comprado (por cierto, yo en cinco minutos he encontrado en Idealista un chalé en Galapagar por menos de 250.000 euros). Está visto que decir algo en su contra es lo mismo que ser de derechas, porque la única izquierda verdadera es la de ellos. Ya no la de Podemos, la de Iglesias, Montero y su fiel escudero Juan Carlos Monedero. Aunque cuando abre el Twitter más que un amigo acaba siendo un enemigo.

Acerca de @jtrifero

Periodista (Zaragoza, 1979) que le gusta hablar de lo que le rodea. Inquieto por la tecnología, la política y el medio ambiente.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en GENERAL, POLÍTICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s